10 Maneras de Dejar Morir tu Blog


Me imagino que si estás leyendo este artículo sea porque vas a comenzar a escribir en un blog y te quieres preparar para lo que pueda venir o simplemente, ya lo tienes, te preocupa que fallezca y como no quieres que muera, te has parado un instante a leerlo. 
Pues bienvenido, entonces.

Cuántas veces nos enfrentamos a algo con muchísima ilusión pero por dejadez, acabamos abandonándolo a mejor suerte. 

Si no quieres que suceda esto con tu blog, no hagas caso de todo lo que te cuento, a partir de ahora mismo.
10 Maneras de Dejar Morir tu Blog
Foto cortesía http://office.microsoft.com/es-es/images



Maneras de Dejar Morir tu Blog



1. Levántate de la cama a las 11 o más


Entre que te duchas, desayunas, haces las tareas domésticas, sales a por el pan y demás compras ¡y eso contando con que no haya colas! … como poco, ya son las doce y media o más. ¡Casi se te ha acabado la mañana!  Te  pones, ¡ya era hora!, delante de la hoja en blanco de tu libreta o directamente en Word, miras el reloj pero, si ¡ya es la hora de hacer la comida! 
¡Mejor deja el artículo para otro momento!

2. Duerme una siesta


Piensas que si duermes una siesta te encontrarás más descansado cuando despiertes y así, podrás afrontar con mejor disposición el momento de escribir en tu blog. Pero, la siesta se ha alargado más de lo esperado y te levantas con «mal cuerpo», te tumbas en el sofá a esperar una mejoría. 
¡Se te pasó el tiempo para escribir en el blog!

3. Revisa el correo


Enciendes el ordenador y piensas: ¿tendré algún correo?, ¡sólo echaré un vistazo a los importantes! 
¡Peligro!, sabes cuando empiezas pero, no cuando acabas. Tenías un rato para escribir tu nuevo post pero, ¡ya lo has desperdiciado!

4. Métete en Redes Sociales


Piensas: ¡por un ratito … no me entretendré mucho! 
Sí, sí, …llevas una hora y como si hubieran pasado cinco minutos. Se te ha terminado el momento para escribir en el blog.

5. Contesta a llamadas telefónicas


Suena el teléfono y piensas: ¿cómo no lo voy a coger … y si es importante?, ¿y si ha pasado algo?… ¡Vaya! no era importante, es tu amigo que solo quería contarte lo que había hecho en el día.
Pero ya … te ha retenido un rato y cuando quieres empezar con tu artículo, las hadas de las inspiración se han esfumado.

6. Escribe en el cuarto de estar


Tienes el ordenador en el salón pero, también tienes la televisión, la consola, … recuerda ¡no vives solo! Concentrarte y aprovechar el tiempo…te resultará muy pero que, muy difícil.
Mejor usa un portátil y lo llevas a un lugar tranquilo.

7. No anotes las ideas brillantes, rápidamente


Puedes pensar: ¿para qué voy a apuntarlas?, ¡si … me acuerdo! Después de haber realizado otras actividades, te propones sacar los puntos principales, basándote en tu maravillosa idea (recuerda que no la apuntaste) y va … y ¡no te acuerdas! 
Otro momento perdido, sin escribir tu post.

8. Pon música para relajarte


Te encanta escuchar música, eliges el estilo y no te paras a pensar que ¡la canción tiene letra! Acabas cantando y hasta bailando. ¡Qué bien lo haces! 
¡Venga … otro tiempo desaprovechado!

9. Pon una lavadora


Sabes que mientras esté la ropa lavándose tienes tiempo para elaborar tu entrada. Cuando mejor estás trabajando, va y finaliza el programa. 
Muy a tu pesar, tienes que dejar el post, ¡la ropa se arruga, si no la cuelgas enseguida!

10. No tomes un analgésico


Te duele un poco la cabeza y piensas: ¡no quiero tomar medicamentos, sin necesidad!, ¡ya … se pasará! Comienzas con tu artículo y al estar muy concentrado en él, el dolor se agudiza.
Tienes que posponerlo para otro momento mejor y ¡claro! tomarte el analgésico. 



Si haces alguna de estas 10 prácticas, existen muchas posibilidades de que tu artículo no prospere. Y si esto sucede habitualmente, puede llegar hasta el punto de que muera tu blog
Ahora, que las conoces, ¡no dejes que suceda!





Te dejo la lista abierta para que la completes con otras  maneras de dejar morir tu blog, en los comentarios

Seguro que tu aportación nos ayuda a tod@s, ya que «nos enriquecemos y aprendemos de las experiencias de los demás» 


Y si te ha gustado y te ha parecido interesante haz un clic, aquí debajo  🙂 

Posted in BLOG, Blogging and tagged .

8 Comments

  1. Holaaa!! No hace falta que te levantes pronto para escribir tu blog, tómate tu tiempo a no ser que trabajes en un horario de tarde-noche y tengas k hacer las cosas de la casa. No te eches siestas si tienes k hacer un montón de cosas de la casa a parte del blog o sino échate una siesta de 10 min con el despertador. Contesta tus llamadas telefónicas, claro k puedes siempre y cuando te tires 10 o 15 min. Pon la lavadora y haz las cosas rápido, así te dará tiempo a todo. No te mediques con un ibuprofeno xk sí, échate una siesta corta y el dolor se te pasará. Escucha música con los cascos mientras escribes tus entradas del blog. Haz tu vida normal y k un blog jamás te la modifique. Buena entrada 🙂

    • Hola!

      Me ha gustado eso de «haz tu vida normal y que un blog jamás te la modifique». Es cierto, si te organizas da tiempo para hacer todo 😉

      Gracias por comentar.
      Un cordial saludo! 🙂

  2. Cuando te dedicas a un blog efectivamente hay cosas que no se pueden hacer…pero somos humanos..y quien no alguna vez…se ha levantado tarde, o echado una siestecita, trasteado por las redes…

    Me confieso…yo lo hago! 🙁
    (apuntando en mi libreta… dejar de distraerse…ponerse a escribir..ya!)
    😉
    saludos

    • Hola!

      Confieso que yo también peco en algunas…
      Me alegro de que te haya servido el artículo 😉

      Gracias por el comentario.
      Un cordial saludo! 🙂

  3. Hola Silvia!

    Sí es cierto que las redes sociales con mesura, son un lugar excepcional para conseguir temas en los que inspirarte para futuros posts.

    Gracias por comentar. Un cordial saludo!

  4. En mi caso particular el punto 4 ayuda, ¡y mucho! a mi inspiración semanas, guardo en favoritos temas que me interesan y de vez en cuando retomo.. aunque si, a veces es bastante largo el camino hasta que vuelvo a la información compartida!

  5. Hola!

    Simplemente con este artículo he querido reflejar (con un toque de humor) lo que nos suele pasar cuando tenemos que ponernos a escribir un artículo, y por falta de disciplina no lo hacemos.

    Gracias por el comentario. Recibe un cordial saludo!

  6. Cierto que suele pasar lo que comentas. Sobre todo cuando escribes por obligación. De todas formas te haré caso. No pondré lavadora, ni música, pero si me echaré la siesta. Eso es mi religión.

Comments are closed.